Me he comprado un coche eléctrico… porque me salen las cuentas

Las renovables están acabando con las fuentes de energía fósiles en el ámbito de la producción de energía eléctrica; pero, en el sector de la movilidad, la hegemonía del petróleo es más difícil de derrumbar.

El coche eléctrico lleva tiempo postulándose como alternativa. La idea es sencilla: producir electricidad con renovables y movernos gracias a las baterías cargadas a partir de aquéllas.

Dos inconvenientes frenan su despliegue masivo: su precio y su autonomía. Es curioso que, como en tantos otros casos en el sector energético, se trata de máximas que pertenecen a la “sabiduría popular” y que pocas veces se apoyan en cálculos. Detallo a continuación los míos -que me han llevado a decantarme por utilizar un coche eléctrico- con la intención de que puedan servir a más gente a tomar sus decisiones (y, de paso, propicien el debate).

Si te parece muy largo de leer, puedes ver el vídeo que lo resume con mi intervención en  Más Vale Tarde (La Sexta).

Mis requisitos

No soy de los que hace muchos kilómetros. Como tantos otros europeos, no llego a los 15.000 km al año (menos de 50 km de media al día), la mayoría de ellos -pongamos, unos 10.000- en entorno urbano (Madrid y alrededores).

Necesito cinco plazas disponibles, con un maletero generoso y me gustan las comodidades interiores (cambio automático, navegador, manos libres, control de crucero, asientos calefactables…). El aspecto exterior del vehículo (llantas, molduras, pinturas metalizadas…) me es indiferente.

Por renting

Para comparar un coche eléctrico con uno de motor de combustión convencional no basta con considerar el coste de adquisición del vehículo, sino que hay que tener en cuenta también el de mantenimiento, seguros, impuestos, combustible y aparcamiento.

Las diferencias son notables: el coche eléctrico, por ejemplo, es mucho más sencillo de mantener que el de combustión y, además, está exento de la mayoría de impuestos (matriculación, circulación…).

Por ello me ha parecido más equitativo hacer la comparación bajo la modalidad de utilización mediante “renting” a cuatro años vista. El renting incorpora el coste de adquisición, la financiación de la misma, así como todo los costes de mantenimiento (hasta una sustitución de neumáticos) y seguros durante el plazo de vigencia.

Tengo que decir que no me ha resultado fácil encontrar empresas de renting que financien en condiciones razonables coches eléctricos. Supongo que los poco más de 1.000 vehículos vendidos en España al año dificultan que la mayoría de entidades financieras se hayan tomado “en serio” este segmento. No obstante, a través del propio concesionario he encontrado una empresa que sí ha ofertado condiciones competitivas.

Al tratarse de una tecnología que está mejorando mucho en los últimos años, las financieras otorgan un valor residual (al final del plazo del renting) al vehículo eléctrico muy inferior al de uno de combustión, lo que incrementa la cuota de alquiler de aquél. No obstante, por la misma razón, me ha parecido que es una protección contra la previsible obsolescencia del vehículo en cuatro años, por lo que me he decidido por la financiación a través de renting.

Los costes

El mejor precio que he conseguido (cuatro ofertas) para un renting a cuatro años a razón de 15.000 km/año de un Volkswagen Passat Advance 2.0 TDI (diésel) de 150 CV con cambio automático DSG y multitud de opciones de equipamiento interior (ninguna del exterior) ha sido de 618 EUR/mes, IVA incluido.

El de un Nissan Leaf Tekna, 100% eléctrico de 109 CV, para 10.000 km/año ha sido, tras aplicar la subvención del plan MOVELE, de 553 EUR/mes, IVA incluido.

En cuanto a los costes de combustible, he supuesto un consumo medio para el Passat de 7,5 l cada 100 km (basado en mi experiencia personal: es el coche que he tenido durante los últimos siete años) y un precio por litro de gasoil de 1,2 € (bastante conservador: a pesar de la bajada de precios del crudo respecto de los del verano de 2014, en estos momentos ya supera ese precio en la mayoría de gasolineras de Madrid). El resultado: 113 €/mes de combustible.

Supongo que el Leaf consumiría unos 20 kWh cada 100 km (tras algo más de un mes, mi consumo real es de poco más de 17; pero quiero ser conservador y considerar ineficiencias en la carga), que, supuesta la carga en casa bajo la tarifa eléctrica supervalle (de 1 a 7 de la mañana), actualmente a unos 68 €/MWh impuestos incluidos, supone un gasto de 11 €/mes de combustible.

Respecto del aparcamiento, supongo un gasto de unos 40 €/mes en el caso del Passat, cero en el eléctrico, porque está exento de pago (y además, no tiene limitación de tiempo de estacionamiento) en Madrid y municipios de alrededor.

En resumen: 770 €/mes del diésel frente a 565 del eléctrico, 205 € al mes de ahorro.

Comparacion costes Passat Leaf

Recientemente el Gobierno ha anunciado una serie de deducciones en el impuesto sobre la renta para los coches eléctricos comprados por las empresas y cedidos a sus trabajadores. No obstante, tratándose de año electoral, omito el posible ahorro fiscal que podría tener esta medida, de ser finalmente aprobada.

La autonomía

Los números anteriores tienen “truco”: los del Passat están calculados para hacer 15.000 km al año mientras que los del Leaf son solo para 10.000 km. La razón es sencilla: la autonomía actual del Leaf en un ciclo de conducción real es de poco más de 130 km, por lo que, aunque me sobra para el uso diario -normalmente no llego a 30 km y raro es el día que supero los 100, ya que a no más de 30 km/h de media supone estar más de tres horas metido en el coche-, la escasez de puntos de recarga rápida en las carreteras no lo hace apto para viajar.

La solución -y esta es una de las claves de la decisión- es cambiar de mentalidad: en lugar de tener un coche preparado para viajar en cualquier momento cuando solo lo hago en contadas ocasiones, miré cuánto me costaría alquilar un coche cada vez que lo fuera a hacer.

Para ello pedí presupuestos a dos empresas de alquiler de vehículos: tienen tarifas para clientes asiduos que, sin necesidad de garantizar un cierto volumen de alquileres al año, facilitan enormemente los trámites de contratación. Basta con reservar el coche por Internet el día anterior y tienen las llaves preparadas.

Naturalmente, el hecho de alquilar me permite adaptar el vehículo a las necesidades del viaje: el coche elegido es distinto en un viaje de trabajo que en un viaje familiar, por ejemplo.

No obstante, para mantener la comparación, considero lo que cuesta alquilar un Passat diésel automático durante dos días: 165 €, IVA incluido.

Supongo que recorrería 250 km por día (aunque las condiciones de alquiler contemplan 350 sin recargo), que a 6,5 l de gasoil cada 100 km (experiencia personal de consumo en carretera, menor que el consumo medio con trayectos urbanos), supondrían 39 € adicionales de gasto en combustible.

Es decir, el alquiler de un vehículo de combustión durante dos días al mes supondría un gasto adicional de 204 €/mes, justo el ahorro conseguido.

En otras palabras: el coche eléctrico me saldrá más barato en la medida en que no necesite viajar más de dos días al mes (nótese que supondría hacer 6.000 km al año, que sumados a los 10.000 km del eléctrico me llevarían a recorrer más distancia que en la alternativa de combustión).

Respecto de este tema de la autonomía no me resisto a comentar que no comprendo la política de implantar puntos de recarga rápidos (en unos 20 minutos) casi exclusivamente en el interior de las ciudades. Los usuarios ya tenemos puntos de carga en casa o en el trabajo. Donde realmente serían útiles es, a mi juicio, en las carreteras principales, a una distancia de unos 50 km cada uno.

Por si a alguien la autonomía y la escasez de puntos de carga le provocan ansiedad, le comento mi experiencia: tardé menos de dos semanas en quitármela de encima. Enseguida aprendes hasta dónde puede llegar el coche y -lo más importante- cómo conducirlo para ahorrar combustible.

La experiencia de conducción

Lo que más llama la atención del coche eléctrico es el silencio. Los amantes de caminar somos muy conscientes del enorme ruido que provocan los coches a nuestro alrededor; pero desde dentro de los mismos es muy difícil apreciarlo. Hasta que te subes a un eléctrico y, tras pulsar el botón de arranque, no eres capaz de distinguir si el coche está apagado o encendido.

En segundo lugar, destaca la enorme aceleración a bajas revoluciones: el motor eléctrico no tiene marchas, y desarrolla todo su par a bajas revoluciones. En lenguaje coloquial: en cuanto pisas el acelerador, sale disparado.

Sobre la velocidad máxima, tengo que decir que alcanza sin problema los 140 km/hora, aunque al coche “no le gusta correr” y se va más cómodo a no más de 100 km/hora.

Pero lo mejor para los urbanitas es el aparcamiento: llegar a una zona verde y poder dejar el coche toda la mañana sin ni siquiera acercarse al poste de control es un lujo (de hecho, me costa que hay gente que se plantea comprarse el coche solo por esta característica).

Emisiones

En cuanto a las emisiones contaminantes, dejo de lado las nocivas partículas PM10 y PM2.5 y el dióxido de nitrógeno para centrarme exclusivamente en el CO2. No obstante hago notar, porque me consta que es bastante desconocido, que desde el 1 de marzo de este año, está en vigor en Madrid un protocolo que contempla, entre otras medidas, la limitación de la circulación de los vehículos con matrícula par e impar en días alternos en caso de superarse unos niveles de contaminación de dióxido de nitrógeno que ya se han alcanzado otras veces. Auguro restricciones de velocidad y de tráfico en muy poco tiempo.

Respecto de la alternativa diésel, a razón de 2,6 kg de CO2 por litro, estaría emitiendo a la atmósfera 244 kg de CO2 al mes.

En el vehículo eléctrico las emisiones directas son cero; pero no podemos obviar las que se producen -aunque lo hagan lejos de nosotros- en la combustión de gas y carbón en las centrales eléctricas. Tomando la media de emisiones del sector eléctrico de 2014, calculo que pasaría a ser responsable de unos 45 kg de CO2 al mes que, sumados a los 89 kg al mes debidos al alquiler de dos días del diésel, alcanzarían 134 kg de CO2 al mes, un 45% menos. Con una ventaja adicional: según se vaya incrementando la penetración de las renovables en el sector eléctrico, más en la medida en que la carga de la batería se realicen en los momentos de mayor disponibilidad de éstas, las emisiones se irán reduciendo gradualmente.

Consideraciones finales

Las diferencias entre distintos tipos de consumidores son notables. Si vive a más del 50 km del trabajo seguramente tendrá que esperar -a juzgar por la revolución tecnológica que se está produciendo en el sector de las baterías, no creo que más de un año- a que aumente la autonomía; pero si tiene más de un coche en casa probablemente no le quede excusa: el próximo a sustituir debería ser eléctrico.

El punto de carga puede ser un problema adicional: en mi caso, cargo el coche en un enchufe convencional, lo que llevaría más de 8 horas para una carga completa (cosa que por el momento nunca ha ocurrido: programo el coche a través de una aplicación del propio vehículo para cargar al 80% por las noches y, tras más de un mes, ningún día me he encontrado con que no le haya dado tiempo a hacerlo en las 6 horas programadas); pero es posible que, sobre todo en comunidades de propietarios, no exista ese enchufe en el garaje. Debe saber que desde 2009 no necesita acuerdo de la Comunidad para instalarlo, basta con una comunicación; pero debe añadir el coste de instalación, que dependiendo de la complejidad de la misma puede ascender a varios cientos de euros.

También puede plantearse la instalación de un punto de carga más rápido, que incluso podría permitirle cargar en menos de dos horas. Los precios de venta al público son de unos 1.000 EUR, instalación incluida (siempre que no sea muy compleja).

En todo caso, el plan MOVELE 2015 contempla la subvención de 1.000 EUR por coche precisamente para la instalación de puntos de carga.

Hay quien pensará -y criticará- que hablar de gastarse entre 600 y 800 EUR al mes en un coche es una barbaridad. Ciertamente se pueden encontrar coches (diésel y eléctricos) menos equipados y más baratos -también más caros-. En todo caso, anticipo mi respuesta: calcule el coste real de su vehículo, incluyendo compra más seguros, más impuestos, más combustible, más aparcamiento… Igual se sorprende… y hasta decide cambiar de mentalidad. ¿Realmente necesita un coche?

Esta es realmente la pregunta que más me interesa: el cambio de combustión a eléctrico es solo el primer paso; pero, sin duda, un verdadero cambio de modelo energético requiere de muchos más. Las ciudades deben, en mi opinión, devolverse a los peatones, lo que resulta incompatible con el vehículo individual. Además de un transporte público de calidad, del fomento -real, no como en Madrid- del transporte en bicicleta, apuesto por modelos de compartición de coche (tipo “car sharing” o “car pooling”), de los que el alquiler que he empleado en mi comparación como clave de la opción elegida es solo un antepasado lejano pero que, sin duda, puede ayudar a abrir muchos ojos.

Anuncios

51 Respuestas a “Me he comprado un coche eléctrico… porque me salen las cuentas

  1. Gracias, Jorge, por este artículo tan interesante

    Tengo claro que el coche eléctrico es el futuro….. pero no tengo tan claro que sea el presente. Aparte de lo que comentas de precio y autonomía, creo que hay otro punto crítico: la estabilidad de los precios de la energía. La demanda de los combustibles fósiles está más que madura (aunque cada cierto tiempo asustan con restricciones en la oferta y subidas de precio). Sin embargo, que ocurriría en el precio de la electricidad si de repente entraran en el mercado 10 mill de coches eléctricos? Seguro que los precios permanecerían como hasta ahora? aunque se recarguen (mayoritariamente) en horario de baja demanda?

    Creo que el futuro del coche eléctrico pasa por

    1.- La adquisición – mediante sustitución cuando toque, no hablo de compras sin sentido – de flotas por parte del sector público y ayudas a colectivos de transporte (taxis, ambulancias……) de forma que se puedan desarrollar economías de escala que abaraten la producción y provoquen la aparición de más puntos de recarga.

    2.- La autogeneración de energía mediante renovables y baterías domésticas de forma que una decisión de compra de un vehículo (que fácilmente suele durar 10 años) no haya que deshacerla en poco tiempo por una brusca subida del coste de la energía-

  2. Maria Luz Astigartaga Rodrigo

    Gracias por el estudio, como siempre muy interesante e ilustrativa la comparativa. Todo muy sensato. Anotado lo aprendido.

  3. Gracias por tu interesante artículo.
    De todos modos, me quedo con la duda de saber si estos cálculos son válidos para un particular o sólo para empresas.
    Un abrazo.

    • Gracias.
      Los presupuestos están pedidos a nombre de empresa; pero no veo inconveniente en hacerlo a título particular. Ciertamente el renting es menos usual en este caso; pero hay alternativas como por ejemplo la oferta de Nissan de alquilar la batería y comprar el resto del coche, que permiten hacer frente al riesgo tecnológico.

  4. Pedro Caminero

    mis cálculos no coinciden por ser de comarca y estar pendientes de mayor autonomía y querer el coche en propiedad, no dices por cuanto se podría adquirir posteriormente cada vehículo en caso de opción a compra. Postdata: eres un fenómeno, no conozco si estás en política, pero el partido que contase con tu colaboración del tipo que sea, seria mi opción de voto.

  5. Gracias por el análisis, muy interesante
    De hecho tengo un coche ocn 11 años de vida y estoy pensando en pasarme a un híbrido, auqnue después de leer esto le voy a dar otra vuelta.

    Tengo una duda: cuando vives en un edificio residencial, no en una casa unifamiliar, ¿cómo se puede solucionar poner un punto de recarga en mi plaza de garaje comunitaria?

    Obviamente no voy a tirar de la luz del edificio pero tampoco quiero contrar un nuevo punto de suministro con la eléctrica; necesitaría que pasara por el mismo contador de mi casa para beneficiarme adicionalmente de un contrato con dos tramos horarios

    • El instalador tiene que “tirar un cable” (con automático individual) desde tu casa hasta el garaje. Allí te recomiendo que instales un punto de carga, porque, además de permitir cargas más rápidas, todos tienen algún sistema de control (tarjeta o similar) que impiden que otros vecinos hagan uso de la energía que tú pagas..

      • Carlos Pesqué

        Magnífico artículo Jorge. A pesar de estar totalmente a favor del coche eléctrico, el tema del punto de recarga en mi opinión, plantea, por el momento, varios problemas. Tirar un cable desde tu casa hasta el garaje no es tema baladí. Ya no solo las dificultades que tiene estando en la misma finca, pero, y si tienes la plaza de garaje alquilada en el portal de al lado? Para poder fomentar la transición hacia el vehículo eléctrico, deberían mejorarse tambien los puntos de recarga públicos, el problema es que durante un tiempo, muchos ayuntamientos, parkings y empresas se lanzaron a poner puntos de recarga y “hacerse la foto” simplemente por tenerlo, y a la hora de la verdad, muy pocos estan operativos.

    • La respuesta de Jorge no es exacta. Con la actual Reglamentación (La famosa ITC-BT-52) no es necesario tirar un cable desde tu casa. Se puede salir desde tu contador (que estará centralizado en un cuarto, seguramente en la planta baja ó sótano). Para una cosa que ha hecho medio bien el ministerio del Sr. Soria …
      Eso sí, en el garaje, en tu plaza, tendrás que disponer de un cuadro con las protecciones oportunas (Automático, diferencial clase A, protección contra sobretensiones transitorias y otro de permanentes), preferentemente con llave.
      Y lo que se lleva ahora son los Green-Up (Cargadores portátiles). Dan mucha más flexibilidad (Y hablo “con conocimiento de causa”).

  6. Totalmente de acuerdo cuando dices que las ciudades deben devolverse a los peatones. No podemos solucionar el problema de los coches y la movilidad de las ciudades, con otro coche (aunque éste sea eléctrico)

  7. No me compraré un coche eléctrico recargable con autonomía limitada a 50 km y con pesadas baterías con vida limitada por nada del mundo, habiendo alternativa eléctrica sin limitación de autonomía ni baterias.

  8. Gracias por el artículo. Es muy interesante. Ya había leído algún argumentario similar en motorpasion.
    Con mis necesidades no me salen las cuentas.
    Un diésel de unos 100 CV, con cambio automático, lo puedo encontrar por unos 17.000 €. El consumo no pasa de 5 l / 100 km.
    El litro de diésel me cuesta en Alcampo 1.06 €.
    El garaje lo tengo en un edificio distinto a mi vivienda, por lo que no puedo tirar un cable desde mi casa. Añadir un contrato, con lo que significa de gasto de potencia fija es un gasto excesivo.
    Todos las semanas viajo a otra ciudad a 50 Km de distancia. Allí no conozco ningún sitio donde recargar, salvo algún hipermercado, pero no voy a estar esperando varias horas a que se recargue.
    Por el momento me sale muchísimo más rentable el coche diésel y es un lástima. Cuándo todo eso cambie yo también compraré un eléctrico.

    • Gregor Strasser

      No es tan fácil hacer un consumo real de menos de 5 litros a los 100, el consumo homologado medio de la CEE se hace con unas medidas que no reflejan una conducción real, además un automático con pocos caballos posiblemente no tenga doble embrague y tire de convertidor con lo que va a gastar bastante, aparte los coches diésel son bastante sucios y eso da lugar a averías frecuentes y costosas.

      • Según que coche sí. Yo tengo un monovolumen diésel del segmento B (un C3 Picasso), y lo habitual son consumos promedios de 5 litros si hago ciudad y carretera, y de 4.5 si solo hago carretera. Estoy hablando de consumos promedios con 1000 Km de recorrido. No es un Passat como el del artículo, pero es un coche en el que viajan cómodamente 4 personas, o un poco más justas 5.

      • El último viaje que hice de unos 1.000 Km, incluyendo montaña atravesando toda España, el consumo real fue de menos de 5 l / 100 Km.
        El coche tiene 9 años y no ha sufrido avería alguna. De hecho ya lo voy a cambiar sin haber gastado un euro en reparaciones, salvo mantenimientos anuales.

  9. Pasaba por aquí

    Ok, comparas un Nissan Leaf con un Passat, cuando deberías compararlo con un Golf o siendo más justos con el Pulsar de Nissan. Ya que estabas, podías haber puesto un A6. Peras con Manzanas

    • La comparación perfecta no es posible, porque no conozco modelos que tengan la alternativa eléctrico/diésel.
      Por eso empecé detallando “mis requisitos” y ambos modelos los cumplen: cinco plazas cómodas, cambio automático, navegador, control de crucero, equipo de sonido de calidad, asientos calefactables… Es verdad que, por ejemplo, el Passat tiene más maletero (el del Leaf no es pequeño); pero para desplazamientos en ciudad no necesito el excedente.
      En fin, que naturalmente cada cual tiene que valorar cuáles son los modelos que satisfacen sus requisitos y, sobre todo, decidir si las prestaciones que necesita para viajar son las mismas que las de los desplazamientos urbanos.

  10. A mi parecer la comparativa no es correcta, comparas gamas de coches muy diferentes. Algo parecido a un Leaf sería un ford Fiesta, un opel Corsa, Renaul Clio… Y con estos el precio mensual baja a entorno 300-400 € (20.000 km/año), lo mismo con el consumo, etc. A partir de aquí habría que cambiar las cuentas.
    Aún con eso, interesante análisis.
    Un saludo.

  11. Cuando el uso del autromóvil eléctrico esté extendido subirán los precios de la electricidad. ¿Creeis que van a dejar que se les escape el lucrativo negocio de los combustibles? La electricidad se pagará más cara que la gasolina, esa que nadie querrá. Y ¡ay de aquel al que pillemos usando una placa solar para recargar su automóvil! (a no ser que pague las tasas adecuadas, claro).
    ¿Que no?. Tiempo al tiempo. Como si no conociese yo a las sabandijas de los gobernantes y sus amiguitos, los de las eléctricas y las petroleras.
    Si estais pensando en el ahorro ya podeis olvidarlo. El sistema se encargará de que cada vez paguemos más.

  12. la empresa FCC compro vehiculos electricos para recogida de basura, en Gasteiz, pues los compro, pero no andan, ya ni se molestan en arreglalos,
    ¿por que sera? ¿tan poco aguantan? o los compraron solo por la sutvencion

  13. Miguel Faraldo

    Están bien los cálculos y es cierto que se ahorra. Lo malo es la pérdida en comodida. Por ejemplo, si tienes que alquilar un coche convencional cada vez que lo necesites para un trayecto largo, éso es una pérdida de comodidad debido a los trámites necesarios y la no inmediata disponibilidad.
    Es como el metro, el tren o el bus urbano. En casi todos los desplazamientos es más barato que usar tu propio coche, pero si dispones de él (y puedes permitírtelo), no usas los primeros.
    Por cierto Jorge, sigue así, eres un crack.

  14. Mira que defiendo los coches electricos.. pero compararme un Leaf con un Passat es una falta de respeto.. no solo por tamaño como por prestaciones.. mala comparativa

  15. Está claro que el coche eléctrico tiene que ser por fuerza el coche de las próximas décadas, pero hoy en día, como bien expones en el artículo, se limita a un determinado tipo de usuario y el hecho de aparcar gratis no me compensa la falta de autonomía, claro esto es muy personal, yo no vivo en el centro de Madrid y además hago el doble de kms/año pero tampoco soy un conductor atípico. Espero que llegue pronto la verdadera revolución de las baterías y con ella la del vehículo eléctrico. Un saludo Jorge.

  16. Muy interesante este artículo. Mi caso sería parecido al tuyo, no hago muchos kilómetros y sólo viajo 3 o 4 veces al año. Mi problema es la recarga, tengo el garaje en un sitio distinto a la vivienda, pero lo que sí tengo es una instalación FV en mi lugar de trabajo en cuya el coche se tira varias horas aparcado, la pregunta es si hay alguna ventaja por poner un punto de recarga sobre una instalación de este tipo o me traería más cuenta (o igual) hacerlo sobre la instalación convencional de la nave?

    • Desde el punto de vista económico, te saldrá mejor cargar en horario nocturno, porque la tarifa es más barata. Si tienes que cargar de día, el coste es el mismo cargando en la convencional que en la fotovoltaica (supongo que ésta no cobra primas, pues de lo contrario no interesaría nunca la fotovoltaica).
      Otra cosa es desde el punto de vista medioambiental: la solución fotovoltaica es la ideal. De hecho, en mi opinión, el futuro es un autobastecimiento suficiente tanto para satisfacer las necesidades eléctricas como las de movilidad.
      Eso sí, para conseguirlo, la normativa tiene que favorecerlo (no como ahora que, como ves, propicia que salgan las cuentas a la opción medioambientalmente peor).

      • Gracias Jorge, pues si, la instalción es pequeñita (5 kw) pero con prima (o lo que queda de ella), yo es que pensaba, iluso de mi, que, sin renunciar a la prima, existiese alguna ventaja por cargar un coche electrico desde o proxima a una instalación FV, vamos lo que tu comentas, favorecer o privilegiar las instalaciones de este tipo a la hora de favorecer el medio ambiente y las tecnologias limpias, una utopía para nuestros gobernantes, excepto en estos tiempos de campaña que nos prometen la luna y las estrellas claro.

  17. Tenemos un Nissan Leaf desde el pasado mes de agosto-2014 y estamos encantados con él. La carga en casa y con tarifa valle, nos sale a 1 € /100 km. aprox., y con una autonomía de 140 km. tenemos suficiente para ir al trabajo y hacer recados por la tarde. Para viajes más largos si que se hace necesario un segundo coche o como explicas, alquilar uno ocasionalmente. Ha sido todo un acierto comprar el coche eléctrico.

  18. Te lo han plagiado en la sexta a dia de hoy a eso de las 6.

  19. Una pregunta, si no tienes donde recargar? ni en tu casa porque vives en un piso o en tu trabajo

    A mi me gustan pero lo veo inviable en mi caso, no tendria donde ponerlo, mi futuro es hibrido.

    Por cierto el passat nuevo esta por 4.5L pero de 6 no pasa.(a no ser que te pases horas a 10por hora). en ciudad con stop and go baja el consumo

  20. De todos modos, de momento los coches eléctricos tienen una gran limitación. Hasta la fecha, las baterías que se emplean son de litio, el cual es un material finito y escaso. Solo hay un puñado de países productores, y lo están vendiendo a precio de oro. Por mucho que queramos, no hay litio suficiente como para sustituir todo el parque automovilístico actual. Es posible que en unos años surjan otras baterías de sodio o grafeno, pero hasta entonces, no veo viable el coche eléctrico a gran escala.

    • Estos calculos no serian nada adecuados para un particular debido a que lo mas usual es comprar el coche, aunque sea financiado por el concesionario, en ese caso el precio del passat disminuiria considerablemente teniendo en cuenta que si suponemos q un coche nos dura 10 años, si pagamos 618 euros al mes, q es lo q se paga al renting, nos saldria un precio total de 618x12x10=74000 euros, un precio muchisimo mas elevado de lo que vale un passat. Si suponemos que un passat
      nos vale 35000 lo que deberiamos pagar al mes seria de alrededor de 300 euros.

  21. Yo, desde luego cuando cambie de coche, le preguntaré a Jorge. Y también cuando cambie la lavadora, el friegaplatos, el microondas … seguro que tendrá en cuenta variables que el 90% de los mortales no tenemos en cuenta. He flipado con el cálculo de las emisiones de las centrales eléctricas, jajajaja. Un crack

  22. Merece la pena la lectura

  23. Muy interesante el articulo, yo estuve mirando el Nissan Leaf, pero hay una cosa que no me convencio y es que yo no lo tengo facil para recargar el coche y solo no se recarga, no es como un hibrido. Y la verdad es que para donde vivo (Menorca) seria ideal, porque es una isla de o mas de 50 km y los trayectos por mas vueltas que des son cortos; pero claro, aqui no hay un solo punto de recarga y lo de los aparcamientos dudo que lo sepan, tendria que pelarme cada dia con alguien…
    Finalmente me decidi por el toyota Yaris hibrido 3,3l a los 100 y un buen confort dentro, tambien automatico y con varias prestaciones. El exterior me importa poco tambien. Lo compro, por 300 y poco cada mes y puedo cancelar el prestamo cuando quiero. Lo del alquiler de las baterias no me convence, no se…
    No obstante muy buen articulo, me gusto mucho. Saludos.

  24. Joan Francesc Esteve Soldado

    Hola Jorge,
    Me parece un buen análisis pero en algunas partes incompleto, estoy haciendo el proyecto de final de carrera sobre los impactos ambientales que tiene un coche eléctrico comparado con uno convencional, desde mi punto de vista omites dos puntos importantes:
    1. Respecto a la fase de uso, hay que tener en cuenta que las baterías del coche eléctrico es el componente más caro del coche eléctrico, tanto que normalmente vale la pena comprarse otro cuando éstas son ya inutilizables. La durabilidad de las baterías(que dependen del modo de conducción, modo de recarga…) es bastante menor que el tiempo de vida de un coche convencional. Además, con el uso la eficiencia de las baterías disminuye mucho más que el rendimiento de un sistema mecánico como el de un motor diésel. Este es un tema clave para mí, porque si un coche eléctrico sólo puede dar sus prestaciones durante digamos 5-7 o 10 años, el coche convencional sigue yendo por delante.

    2. Respecto a las emisiones, tienes que tener en cuenta que el coche eléctrico contamina mucho más que el convencional en la fase de producción y reciclaje, ya que los materiales necesarios para fabricar las baterías son de más difícil obtención. Se trata de minerales los cuales se necesita mucha energía para obtenerlos y procesarlos (con su consiguiente contaminación).

    Me ha parecido un artículo interesante, creo que aún hay que desarrollar técnicas para evaluar el coche eléctrico y convencional durante todo su ciclo de vida, aunque vamos por el buen camino.

    PD: Por cierto, me ha parecido muy interesante la alternativa del alquiler de coche para viajes largos, no había caído en eso. Podría ser una buena idea para llevarla a cabo por las propias compañías que venden coches eléctricos, ofreciendo precios asequibles y comodidades por alquilar éstos, al menos como medida temporal hasta que se solucionen los problemas de autonomía y ausencia de puntos de recarga rápidos en carreteras.

  25. Lo primero buen artículo. Pero le veo fallos o falta de datos.
    – Como ya te han dicho, comparar un Leaf con un Passat es de locos

    – No tienes en cuenta el “coste de fabricación” (en cuanto a contaminación) de las baterías del coche, que como todos sabemos, extraer el litio de éstas tiene unas consecuencias desastrosas para el planeta. Además, de que el litio se extrae en Bolivia, Chile, China y Argentina y lso coches se fabrican en Japón, USA, Europa, etc.

    – Siempre he querido saber cuánto contamina (en cuanto a CO2) un KWh puesto en casa. Es decir, teniendo en cuenta la media de KWh que se producen con renovables y nucleares (0 CO2) y con centrales de combustibles fósiles, aplicando su rendimiento (en torno al 40% las mejores si no recuerdo mal), y el rendimiento de las líneas eléctricas de transporte. En este tema, te has sacado de la manga el dato….

    Para mí la gran deficiencia del coche eléctrico, a parte de la autonomía, es la recarga. No puedes comparar una recarga de 2 minutos para 800 km (siendo conservadores) con una carga de 2 ó 6 horas para 150 km.

  26. Bueno, y si te cambias a una cooperativa de las que suministran solamente enregía renovable, la emisión de CO2 es CERO PATATERO.
    http://www.mecambio.net/blog/category/cambio-basico/energia/

    • No es cierto. Las emisiones de la energía que llega a tu casa son exactamente las mismas que las de tu vecino, por mucho que tú compres energía a una comercializadora “verde” y él a una “gris”.
      Y lo digo con el pleno conocimiento que me da dirigir una empresa que, entre otras actividades, vende energía “verde”.

  27. joseponspascual

    Jorge, muy interesante tu artículo sobre la utilización de los coches eléctricos. Me gustaría publicar en mi pagina web http://www.bautistasanz.com partes de éste artículo. Quería solicitarte autorización para publicar, naturalmente mencionando la fuente. Gracias por tu atención. Saludos

  28. Hola Jorge,
    Me parece muy bien lo que has explicado en el artículo pero sobre el tema de los puntos de recarga rápida, las baterías se pueden dañar, por lo que los fabricantes recomiendan una recarga “lenta o semi rápida”, ya que por ejemplo antes de recargar de forma rápida se debería dejar reposar el coche entre media hora y una hora, es posible que las baterías estén calientes,… A parte es más fácil recargar en casa y más económico! hay varios productos en el mercado, a mi personalmente me gustan los de http://www.charging-box.com

  29. No podeos olvidar que este es un pais de trileros en que las normas cambian al segundo de cambiar lo que interesa. Si los coches electricos se popularizan automáticamente habrá impuestos, desaparecera la hora valle… es imposible tomar decisiones a largo plazo cuando el estado es un trilero.

  30. ¿por que cuando todo el mundo hace los cálculos no toma en cuenta que el 60% de los combustibles fosiles son impuestos? ¿si todos los coches fueran eléctricos renunciarían los gobiernos al dinero que les aporta ese 60% de los combustibles fosiles o cargaran la energía eléctrica para automoción con ese 60%? el litro de combustible fosil NO CUESTA 1,20, si quitas el 60% de impuestos te SOrprenderá saber que cuesta 48 centimos el litro…..Cuando todos los coches sean eléctricos la energía para esos coches TAMBIEN será grabada con un 60% de impuestos,,,,¿que como lo harán? ya buscaran la vuelta. Es decir, que cuando todos los coches sean eléctricos 1) el coche será mas costos 2) tendrá menos autonomía 3) Te costara lo mismo en consumo que tu coche actual. OTRA cosa es que hay quien quiere que sean eléctricos porque si,,,,para luego quejarse de que les engañaron AUNQUE se les este explicando HOY y AQUI… ¿ O ES QUE NO RECORDAMOS ya como nos vendieron también los Dieses que eran mas ecológicos y mas económicos para luego SUBIR el precio del GASOIL y resultar que son mas contaminantas? OS GUSTA QUE OS ENGAÑEN!

  31. Felicidades Jorge.
    He de decirte que yo SÍ me he comprado un coche eléctrico (más exactamente una furgoneta).
    Mi experiencia personal del primer mes … 2.400 Km en 23 días!
    El fabricante estima, como REAL, entre 90 y 120 Km por carga pero haciendo VERDADERA conducción eficiente estoy sacando medias de 150 Km por carga. Y eso que todos los días hago entre 80 y 90 Km. de carretera.
    Aunque el público en general no se lo crea a mí si me salen las cuentas … y me permitirán unas futuras vacaciones pagadas!

  32. He comprado una vivienda. La promotora me ofrece instalar un punto de recarga en la plaza de garage comuntario vinculada a mi contador a un preció de 1400€. En la actualidad no tengo coche eléctrico pero tengo claro que más temprano que tarde caerá . Dudo sobre que decisión tomar. además desconozco por completo que requerimientos debe cumplir el punto que me ofrecen y si el precio es razonable. Alguien puede orientarme?

    • Yo no lo haría. La instalación del punto en este momento está subvencionada si te compras un coche. Además, puede que el punto que te instalen no sea adecuado para tu vehículo y/o tu tarifa eléctrica.

    • Lo que dice Jorge es cierto, se esta subvencionando hasta 1000€ la instalacion del punto de recarga, ademas, el precio que te han ofrecido esta un poco por encima de mercado. Nosotros estamos instalando puntos de recarga en garages comunitarios por unos 1100-1200€, con distancias desde el cuarto de contadores de alrededor de unos 35m. Lo mejor es que lo dejes para cuando ya hayas decidido comprar el vehiculo y sepas cual es el tipo de conector y la potencia de carga. Puede variar mucho el tipo de punto de recarga en funcion de estos parametros.

  33. Buen detalle, estoy escribiendo algo parecido sobre mi caso, definitivamente también me han salido los números
    Si hace unos años en la compra de un coche eéctrico los números solo salían en ciertos casos puntuales, cada vez más encaja en las rutinas de más persona. Además de que sabemos que es la única vía realista.
    Un abrazo

  34. Fantástica información! Un buen artículo muy bien detallado. Felicidades y muchas gracias! Un saludo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s